Archive for Ollanta Humala

Fuerza 2011: ¿Populismo iluso o engaño premeditado? (21-IV-11)

Posted in 04 - Abril, Uncategorized with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on April 21, 2011 by Farid Matuk

La República (21-IV-11)

En los medios de comunicación, se ha procedido a efectuar un análisis minucioso de la viabilidad económica del Plan de Gobierno de Gana Perú, y al mismo tiempo se obvia similar análisis al Plan de Gobierno de Fuerza 2011. Este sesgo responde a que Gana Perú plantea un cambio sustantivo de la distribución del ingreso vigente, mientras que Fuerza 2011 propone mantener el status-quo actual.

Conviene recordar que la Constitución de 1979 consagró el orden económico generado por el Gobierno Militar iniciado en 1968, el cual eliminó el sustento económico de la oligarquía terrateniente, y colateralmente produjo una mejora en la distribución del ingreso, donde el ejemplo más sencillo de este nuevo bienestar es el poder adquisitivo del salario mínimo de ese periodo.

Sin embargo, esta nueva distribución de ingreso generada desde 1968 ingresó en una espiral inflacionaria iniciada con el incremento del precio del petróleo en 1973, y las subsecuentes políticas de estabilización, que llevaron la pobreza de 41% en 1985 a 54% en 1991, y con la estabilización de agosto de 1990 se consolida una nueva distribución del ingreso, que perpetúa la pobreza.

De esta manera, la Constitución de 1993 consagró un nuevo orden económico donde una naciente oligarquía rentista, no de la tierra como en el pasado, sino de los recursos naturales y de los servicios monopólicos, acumula los beneficios del crecimiento económico, lo cual es evidente al observar que la pobreza de 54% en 1991 pasa a 53% en 2000.

A partir de 2001, la pobreza empieza a reducirse paulatinamente con un crecimiento económico acompañado por nuevos programas sociales como Juntos, el cual es el único que tiene una lista de beneficiarios monitoreada por DNI, reduciéndose la pobreza en 6 puntos hasta 2006 para llegar a 48%, y otros 10 puntos adicionales hasta 2011 con un 38%. Con lo cual la incidencia de la pobreza de este año sería prácticamente similar a la existente en 1985, pero lejos del 18% de 1975.

Mientras el Plan de Gobierno de Gana Perú propone una sólida reforma tributaria, que permita elevar la proporción impuestos-PBI del 16% actual, a por ejemplo una semejante a la de Brasil de 36%, donde ciertamente el capitalismo es exuberante, pero al mismo tiempo los masivos programas sociales no alteran el equilibrio fiscal.

De otro lado, el Plan de Gobierno de Fuerza 2011 en materia tributaria solo ofrece “facilitar el pago de impuestos”, “mecanismos sencillos de tributación” y “dejar de emitir normas tributarias solo para una realidad urbana”. Es decir mantener la actual relación entre impuestos-PBI, lo cual no sería problema si se mantienen inalterados los actuales niveles de bienestar social.

Pero las otras secciones del Plan de Gobierno de Fuerza 2011 implican sistemáticos incrementos del gasto público como las promesas de “mejorar la calidad de la educación”, “seguro de salud universal”, “reducir la desnutrición infantil”, “viviendas con títulos, agua y saneamiento”, o “sector público mejor pagado”.

Por ello hay solo dos conclusiones sobre la viabilidad del Plan de Gobierno de Fuerza 2011: O volvemos a tener el populismo desenfrenado del ganador en 1985 para alcanzar las metas sociales y acabar en hiperinflación, o volvemos a tener el engaño masivo del ganador en 1990 para descartar las metas sociales e instaurar una dictadura civil.

http://www.larepublica.pe/impresa/fuerza-2011-populismo-iluso-o-engano-premeditado-2011-04-21

Advertisements

Entrevista con Rudy Palma para Peru21 (19-IV-11)

Posted in Peru21 with tags , , , , , , , , on April 20, 2011 by Farid Matuk

RUDY PALMA:

Dr Matuk. Estaba leyendo sus twitts sobre el costo de la pensión 65.
Los 5 puntos de PBI los calcula según este escenario?

200 soles mensuales (S/.2,400 al año) para 2 millones de personas?
Tengo entendido que Humala ha prometido S/.250

Saludos
Rudy Palma
Perú 21

FARID MATUK:

Si lees toda la cadena de “tweets”, veras que me refiero a una pensión universal a todos los mayores de 65 años con un salario mínimo, ignoraba que Humala hubiese mencionado 250 soles. Así mismo, están los costos administrativos del programa, donde tambien he señalado que 10% me parece muy bajo.

También he señalado que personalmente veo mejor universalizar Juntos para todos los pobres, que una pensión universal a los mayores de 65 años, por las razones conocidas del “filtramiento” que en este caso sería explícito para los no-pobres.

Finalmente, el programa de Humala, si es un plagio del PT como dice Peru21, también implicaría una nueva presión tributaria como esta explicado en otro “tweet”.

Blog: 29×55
Twitter: Matuk
Skype: E.F.Matuk
Phone: +244-924-047-461

RUDY PALMA:

Esa era mi duda. Entonces, con el monto de S/.250 que promete Humala, el costo sí podría ser de 3.2% del PBI como calcula Félix Jiménez?
Gracias por responder

FARID MATUK:

http://elcomercio.pe/economia/666923/noticia-gobierno-aprobo-aumento-salario-minimo-vital-600-soles

Asumiendo la misma cobertura, y pasando de 600 soles a 250 soles, el 3.2% del PBI es absolutamente viable. No he leido en ninguna parte que Félix Jimenez haya declarado esa cifra, o la “pepa” es de ustedes

Blog: 29×55
Twitter: Matuk
Skype: E.F.Matuk
Phone: +244-924-047-46

RUDY PALMA:

Jiménez lo mencionó hace un par de días en la Hora N. Aunque Humala dice que la reforma tributaria les daría S/.5,000 millones adicionales, con lo cual no alcanzaría para financiar los 3.2 puntos del PBI.

FARID MATUK:

http://www.bcrp.gob.pe/docs/Estadisticas/Cuadros-Anuales/ACuadro_04.xls

Ahí tienes el PBI nominal de 2010, y el 3.2% es equivalente a 14 mil millones de soles

Blog: 29×55
Twitter: Matuk
Skype: E.F.Matuk
Phone: +244-924-047-461

IGV a 26% para financiar oferta de ‘Pensión 65’ (20-IV-11)

Posted in Peru21 with tags , , , , , , , , , , , on April 20, 2011 by Farid Matuk

INVIABLE. Costo del programa de Humala equivale a S/.14,000 millones y se quiere cubrir con reforma tributaria

Inviable. La oferta del candidato presidencial de Gana Perú, Ollanta Humala, de entregar pensión a todos los adultos mayores de 65 años le costaría al Estado 3.2% del PBI, es decir, 14 mil millones de soles, según han declarado voceros del líder nacionalista.

Ese monto equivale a ocho puntos del IGV (cada punto representa S/.1,500 millones al año). Es decir, la tasa de este tributo tendría que incrementarse de 18% a 26% para costear el programa humalista.

Sin embargo, Félix Jiménez, jefe del plan económico de Gana Perú, comentó que solo con una reforma tributaria que tienen planeada hacer obtendrían S/.5,000 millones adicionales en el presupuesto. No obstante, ese dinero resulta insuficiente para cubrir el verdadero costo del programa bandera de Humala.

Farid Matuk, exjefe del INEI, coincidió en que con una pensión mensual de S/.250 –como ha propuesto entregar el líder de Gana Perú– el cálculo de 3.2% del PBI representaría el costo fiscal de esta oferta. “Es mejor universalizar el programa Juntos para todos los pobres, en vez de una pensión universal a los mayores de 65, por las razones conocidas del filtración que, en este caso, sería explícito para los no-pobres”, indicó el economista.

Por su parte, la exministra de Economía Mercedes Aráoz manifestó que el plan ‘Pensión 65’ es un desincentivo al ahorro, toda vez que a los trabajadores ya no les interesará generar un fondo previsional pues, cuando lleguen a la edad de jubilación, el Estado les dará una pensión, sin necesidad de haber aportado nada. “Será un proceso explosivo de mayor gasto, porque los jóvenes tendrán que financiar las rentas de los jubilados y se crearía un problema como sucedió en países europeos, donde los sistemas terminaron por quebrar”, indicó.

Cabe señalar que un eventual gobierno de Humala aplicaría un impuesto a las ‘sobreganancias’ mineras para financiar su mayor gasto social. “¿Quieren cubrir esos costos con ingresos que pueden ser temporales? Nadie sabe hasta cuándo durarán los precios altos de metales y cuando estos caigan cómo se cubrirán las pensiones?”, refirió Aráoz.

En tanto, el exviceministro de Economía Eduardo Morón sostuvo que el Estado gasta actualmente el 3% del PBI en el tema pensionario (sistema público). “Añadirle más cargas es un costo muy elevado. Puede ser muy solidario, pero claramente va a impactar en las futuras pensiones de las personas”, advirtió el experto de la Universidad de Pacífico.

Afirmó que lo que corresponde es mantener el programa Gratitud, focalizado en ancianos en extrema pobreza, que sí es financiable. “Es irreal que se pueda financiar a todos. Terminará fomentando y subsidiando la informalidad laboral, en lugar de resolverla”, apuntó Morón.

NIEGA SU PLAN A Ollanta Humala no le quedó otra que desconocer nuevamente su plan de gobierno y aseguró que no se tocarán los aportes de los afiliados a las AFP para financiar las pensiones en el sistema público, en un eventual triunfo suyo en la segunda vuelta. “La ‘Pensión 65’ se financia mediante una reforma tributaria y el combate a la evasión de impuestos. No se tocarán los aportes de las AFP”, refirió. Mediante su cuenta de Twitter, Humala escribió: “Duela a quien le duela desde el 28 de julio se dará Pensión 65”.

Sin embargo, Kurt Burneo, nuevo miembro del equipo técnico de Gana Perú, reconoció que el plan humalista debe ser modificado en este tema. “Si ya lo dijo el candidato es obvio que eso (lo que dice el plan) se va a cambiar”, indicó. El propio Jiménez reconoció que esta propuesta todavía debería discutirse en el Congreso, pues implica una modificación del sistema pensionario.

A su turno, el candidato a la vicepresidencia de Fuerza 2011, Rafael Rey, calificó como un “robo al ahorro de las personas” el planteamiento de Humala que, además, obligará a todos los trabajadores a aportar al sistema nacional de pensiones y convertirá a las AFP en un esquema voluntario. Rey consideró que, por esta razón, Humala se habría negado a firmar el Pacto por el Perú presentado por Kuczynski, toda vez que el punto ocho de este documento establece el “respeto al ahorro nacional en todas sus formas”.

Pedro Grados, gerente de Inversiones de Profuturo, se mostró a favor del proyecto del Ejecutivo que busca blindar los aportes de los afiliados a las AFP. “Eso dará seguridad a los trabajadores sobre sus cuentas individuales. En Argentina se tomó el dinero y pasó al Estado. No hay informe de rentabilidad de los fondos, como ocurre en el Perú”, advirtió.

http://peru21.pe/impresa/noticia/igv-26-financiar-oferta-pension-65/2011-04-20/301988

20070722 – Pobreza y desigualdad

Posted in Peru21 with tags , , , , , , , , , , , , on July 13, 2009 by Farid Matuk

Cifras recientes publicadas por diversos organismos ayudan a entender las explosiones sociales de las últimas semanas. El INEI (Instituto Nacional de Estadística e Informática) dice que la pobreza ha disminuido en el país del 48.6 % al 44.5% entre 2004 y 2006; es decir, en la última parte del gobierno de Alejandro Toledo y en la primera del de Alan García.

El ex jefe del INEI, Farid Matuk, ha cuestionado esas cifras y sostiene que son exageradas, que la pobreza no ha bajado tanto.

Pero aunque esas cifras fueran exactas, sin duda, están muy rezagadas en relación al crecimiento económico de los últimos años. La economía ha estado aumentando a niveles impresionantes y la pobreza disminuye a paso de tortuga.

Un ejemplo claro es la última cifra de aumento trimestral del PBI (Producto Bruto Interno), poco más del ocho por ciento. Eso contrasta dramáticamente con las guarismos dados a conocer la semana pasada por el Ministerio de Trabajo: los salarios promedio de los obreros disminuyeron en casi cuatro por ciento y los de los empleados aumentaron en apenas medio por ciento en el segundo semestre de 2006. (El Comercio, 14.7.07, b4).

DESIGUALDAD.

No hay duda, por donde se mire la situación, que nuevamente se está repitiendo la pauta histórica: en los períodos de crecimiento sostenido, que son los de apertura económica y de libre mercado -lo que los izquierdistas llaman ahora neoliberalismo-, la pobreza disminuye muy lentamente y las enormes desigualdades que arrastramos se mantienen o aumentan.

Eso provoca estallidos de protesta y el surgimiento de gobiernos populistas que rápidamente arruinan el crecimiento y hunden al país en prolongados períodos de crisis y miseria.

El último número de la edición peruana de Le Monde Diplomatique trae interesantes artículos de Francisco Durand y César Peñaranda sobre las desigualdades en el Perú. Este último indica que, el año 2000, el diez por ciento más rico de la población se llevaba 66 veces más del ingreso nacional que el diez por ciento más pobre. Esas abismales diferencias nos colocan, en el año 2004, a media tabla de las desigualdades en América Latina, la región más desigual del mundo.

Peñaranda agrega un concepto muy importante para entender el círculo vicioso en el que estamos atrapados, las “altas inequidades afectan la dinámica de la reducción de la pobreza”. Es decir, cuanto mayor es la desigualdad, más difícil es reducir la pobreza.

CRECIMIENTO Y DESIGUALDAD.

Lo anterior lleva a conclusiones sencillas. Sin crecimiento económico no puede haber disminución de la pobreza ni de las desigualdades. Pero el crecimiento económico no lleva espontáneamente a la reducción de la pobreza ni de las desigualdades. Eso no solo se está demostrando claramente en los últimos años, sino en períodos históricos largos, como ha analizado el economista norteamericano John Sheahan (La economía peruana desde 1950. Buscando una sociedad mejor, IEP, 2001).

Sheahan señala en primer lugar un tema que está hoy día en el centro del debate: “En los niveles más profundos de la pirámide, los problemas han sido la falta de acceso adecuado a una educación decente para la mayoría de la población, la concentración de la propiedad, la discriminación contra la población indígena y el intenso conflicto social enraizado en esas desigualdades básicas”. (p. 244).

Es decir, la exclusión, que fue materia del último Cade. La solución, como lo indica la experiencia, no está en políticas populistas, ni en subsidios, ni en programas de ayuda social -aunque estos puedan ser necesarios temporalmente-.

El Estado tiene que contribuir decisivamente a la reducción de las desigualdades y de la pobreza no sólo manteniendo una política sana, sino invirtiendo eficientemente en educación, salud y seguridad, contribuyendo a destrabar lo que Sheahan denomina “el bloqueo de oportunidades para los pobres”.

LO QUE NOS ESPERA.

Si el gobierno de Alan García no se despeña por el camino del populismo, como ya empiezan a temer algunos, no le bastará mantener la política económica que ha permitido el extraordinario crecimiento de los últimos años. Tendrá que hacer esfuerzos significativos para reducir las desigualdades, que son también, como muestran claramente las cifras del INEI, regionales.

De lo contrario, no solamente seguirá enfrentando estallidos de protesta a lo largo de su gobierno, sino que nos dejará a merced en 2011 de cualquier caudillo populista que, con un poco más de habilidad que Ollanta Humala, se hará del poder y llevará al país al desastre.

TRABAS A LA DEFENSA

La semana pasada, fuentes de la Discamec, el organismo del Ministerio del Interior que otorga licencias para el uso de armas de fuego a los civiles, indicaron que se estudia complicar más los requisitos para obtener una licencia. Esos requisitos fueron aligerados en el año 2004 y ahora se quiere volver a la etapa anterior y empeorarla.

Cuando la inseguridad aumenta, según indican todas las encuestas, y el Estado se muestra incapaz de proteger a los ciudadanos, la burocracia se esfuerza en poner más trabas a aquellos que necesitan adquirir un arma para la defensa personal. Eso, por supuesto, lo único que hace es aumentar la informalidad y la corrupción, y va a contracorriente con la cacareada simplificación administrativa que ha anunciado el propio presidente de la República.

Al final del gobierno de Alejandro Toledo, el ministro de Defensa Marciano Rengifo y el presidente del Comando Conjunto (CCFFAA), José Williams, lograron que las licencias para armas de 9 milímetros largo o parabellum pasaran al CCFFAA. Un absurdo, los militares otorgando licencias de armas a civiles (esto se sustenta en una ley que hizo aprobar Vladimiro Montesinos en 1998).

Por supuesto, de inmediato algún obtuso burócrata militar aumentó los requisitos hasta donde le dio su descarriada imaginación. Todas las autoridades del Ministerio de Defensa y del CCFFAA manifiestan su disconformidad, pero ha pasado un año y todavía no devuelven esa tarea a la Discamec.

Pero de nada serviría si la burocracia del Ministerio del Interior insiste también en complicar los trámites.

Es muy obvio que los delincuentes no solicitan licencias para usar armas en asaltos y robos. A los únicos que perjudican las trabas burocráticas es a los ciudadanos que quieren actuar dentro de la ley.

No se trata de aumentar excesivamente el número de armas en manos de civiles. Pero en este caso, como en todos, el Estado debe avanzar en la simplificación de trámites.

http://peru21.pe/impresa/noticia/pobreza-desigualdad/2007-07-22/8530

20060328 – Peru’s economic trickle down proves elusive

Posted in 3 Cables with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , on June 9, 2009 by Farid Matuk

By Robin Emmott

AYACUCHO, Peru (Reuters) – Business has rarely been slower at Marlene Quispe’s underwear shop in the central Andes as the only thing that the rows of socks and bras seem to attract nowadays is dust from the street outside.

As Peru’s economy is set to record its fifth consecutive year of strong growth in 2006 — a feat almost unheard of in the country’s cyclical boom and bust history — ordinary Peruvians say they are seeing little or no benefit, making the economy a central issue in the upcoming April 9 presidential elections.

“There’s no prosperity here and we want change,” Quispe said as she sorted through piles of bras. “A lot of people are tired of waiting for this trickle down,” Quispe said.

That view is echoed around Peru despite encouraging signs such as new shopping centers and restaurants in Lima as well as robust commerce in towns near the country’s gold and copper mines. Yet job growth has proven elusive in an economy that expanded 6.7 percent last year.

Much to the chagrin of business leaders, presidential front-runner Ollanta Humala says the only way to bring the benefits of this growth to ordinary Peruvians is to increase state control over the economy.

He has received strong support from the poor as a protest vote for the country’s traditional economic policies.

“The idea that there is a trickle-down effect to the poor from economic growth is just an invention by Mister President (Alejandro Toledo),” said Omar Quezada, president of the Ayacucho region in central Peru, where 35 percent of the population is illiterate.

“We haven’t seen a large public works project in this region in the past five years,” he added.

Toledo, who took office in 2001 promising jobs and a better life for the poor, has argued that it is only a matter of time before the benefits of economic growth are widespread.

But economists say that despite average gross domestic product (GDP) growth of 4.5 percent over the past 15 years, the work force is growing at 3 percent a year, meaning new graduates are barely being absorbed into the job market.

“Peru’s poverty levels have barely fallen, the new jobs on offer are low-skilled and all we’ve really achieved is stability,” said Elmer Cuba, chief economist at Lima-based consultant Macroconsult. “People are exasperated.”

OVERDEPENDENCE ON MINING?

Many Peruvians say their frustration is heightened by the fact that since 1990, successive governments have done just what foreign economists told them to — privatize, liberalize and open the economy up to foreign investment.

Peru’s problem is that its mining and export-based sectors are the drivers of growth and people outside of those industries are not benefiting from high international prices for commodities and precious metals.

“The economy is simply not broad-based enough,” said Javier Zuniga, head of Lima University postgraduate business school.

Although Peru’s powerful mining sector generates more than half the country’s exports and accounts for 6 percent of GDP, it employs less than 1 percent of the working population.

According to Farid Matuk, head of the government’s National Statistics Institute, around 14 times more investment is required to create one job in the mining sector than in manufacturing, where Peru has traditionally been weak.

Partly as a result, the jobless rate in Lima, home to almost a third of the population, was 9 percent in February, or almost 1 percentage point higher than a low in Toledo’s government of 8 percent in October 2002.

Even that figure fails to take into account that half of Peru’s 13 million working population is underemployed, or not working the hours they want to, forcing them into lower-paid positions below their qualifications.

The solution that candidates pledge is red-hot growth over the next five-year presidential period and big job creation.

PROMISES OF FAST GROWTH

Most ambitiously, center-right lawyer Lourdes Flores, who is in second place in the polls, has promised GDP growth of at least 7 percent a year and 650,000 new jobs annually.

But center-left former President Alan Garcia, who is third in the polls, says meeting such goals are impossible.

“You would need to grow almost 14 percent a year to create 650,000 jobs annually,” said Enrique Cornejo, an aide to Garcia.

Nevertheless, he also promises annual growth of 7 percent, a figure Peru last reached briefly in 1998.

With Peru’s current economic structure, analysts say such a pace of growth would generate around 350,000 new jobs a year, or just enough to keep up with new entrants into the job market.

Humala, a former military commander who wants to restrict foreign investment in Peru, sees the solution in revising contracts in key mining and gas industries to increase state control, raise taxes and redistribute income to the poor.

Businesses and investors say that would scare off investment. A similar strategy employed by a Peruvian military government in the 1970s sent the economy spiraling into a 30-year slide.

Economists instead recommend measures such as cutting the bureaucracy that stifles entrepreneurship, helping unregistered businesses leave the informal sector, diversifying away from mining and cutting the bloated state payroll.

Around 90 percent of Peru’s budget goes to public sector salaries and debt servicing, leaving little room for government investment, which can help fuel economic growth.

http://www.redorbit.com/news/international/446598/perus_economic_trickle_down_proves_elusive/index.html

20090324 – Hunger intensifies despite economic growth in Peru

Posted in 3 Cables with tags , , , , , , , , , , , , , , , , on March 28, 2009 by Farid Matuk

32 percent of Peruvians get inadequate food

Slower economic growth likely to push up hunger rates

By Dana Ford

LIMA, March 24 (Reuters) – More Peruvians went hungry last year despite blazing economic growth, a sign that President Alan Garcia is stumbling in efforts to direct benefits of an impressive expansion to the poor.

The percentage of people in Peru with inadequate nutrition rose by more than 11 percent in 2008, faster than the economy’s 9.8 percent surge, according to the national statistics agency.

Now, 32 percent of Peruvians do not get enough to eat.

The results suggest the poor did not make gains during Peru’s economic boom last year. They also explain in part why the government is so unpopular in rural areas, where hunger rates are highest and leftist politicians like Ollanta Humala, who plans to run for office in 2011, draw support.

“The benefits of the economic boom have not been distributed equally,” said Federico Arnillas, president of a network of civic groups that works on poverty issues with the health and finance ministries.

Garcia, who embraced mainstream economic policies after his first term in the 1980s ended in runaway inflation that made adequate food too costly for millions of people, has said he wants to reduce poverty to 30 percent by the time he leaves office.

When he was re-elected in 2006, Garcia fervently pushed investment and free trade and his recipe to lift incomes seemed to work. Prices for Peru’s metal exports surged and domestic demand rose, contributing to rapid economic growth.

The national poverty rate fell 5 percent in 2007 to 39 percent, a year when inflation was low and public spending on food programs was relatively high.

But in 2008, hunger crept up, as inflation spiked on a global run up in food prices and aid spending fell. Peru’s poverty rate for last year is not yet available, but experts say the government may have lost ground. That could hurt Garcia’s approval rating, now at 34 percent.

“The numbers tell us there is a percentage of the population that is, quite literally, dying of hunger,” said Farid Matuk, a former director of the national statistics agency and a government critic.

In rural areas, where Garcia’s support is weak, the number of people not eating enough rose to 42.5 percent in 2008.

Arnillas said the increase stems from political decisions and pointed to cuts in social spending.

“It’s not a simple resource problem. It’s a political one,” he said of hunger in Peru.

LOOKING AHEAD

Advocates say slower economic growth this year will likely push hunger rates higher and are urging the government to adopt policies that prioritize food security.

Peru’s government is rolling out a $3 billion stimulus package meant to maintain investment and employment levels and increase public work projects. The plan, which aims for economic growth of at least 5 percent, also includes agricultural incentives to boost local food production.

Matuk, the former statistics agency head, said the government is too focused on high macroeconomic growth figures and should have paid more attention to the poor before the global economy entered a crisis.

Arnillas said Peru needs a bigger safety net as private economists forecast growth of less than 1 percent this year.

“We are worried the poor will wind up paying the cost of the crisis,” he said. “This is what happened in the past and we are working to make sure it does not happen again.” (Editing by Terry Wade and Vicki Allen)

http://www.reuters.com/article/idUSN24355472

20070720 – Perú aspira a una ambiciosa reducción de pobreza

Posted in 3 Cables with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , on February 8, 2009 by Farid Matuk

AFP – 20/07/2007 – 18:26 (GMT)

El gobierno del socialdemócrata Alan García, que se había fijado como meta reducir de 50 a 40% el índice de pobreza en el Perú, apuntará hacia un objetivo más ambicioso con base en un crecimiento más equitativo luego de que el jueves se anunciara, tras revisar cifras, que el indicador bajó a 44,5%.

El anuncio fue hecho por el ministro de Economía, Luis Carranza, quien dijo que las nuevas cifras oficiales de pobreza muestran una inesperada reducción pero también muestran que los beneficios del crecimiento que llegaron de la mano del modelo económico neoliberal han sido insuficientes y desiguales.

“Las cifras revisadas arrojan una reducción significativa que no anticipábamos. Eso obliga a revisar la meta de reducción de la pobreza porque ahora es poco ambicioso bajar a 40% entre 2006 y 2011”, dijo Carranza a la radio RPP el viernes.

“La meta era bajar la pobreza de 50%, que era lo que creíamos que existía. Ahora (con una cifra más favorable) necesitamos metas más ambiciosas”, acotó el ministro tras explicar que “los beneficios del crecimiento no han sido del todo balanceados entre la costa urbana y las zonas rurales donde la pobreza ha crecido. Eso es dramático”.

El gobierno de Alan García se había planteado como meta reducir la pobreza durante su gestión de cinco años, lo que implicaría que más de 3 millones dejen la condición de pobres al finalizar su gestión.

Las nuevas cifras oficiales de 44,5%, válidas para el año 2006, representan una caída de 4,2 puntos porcentuales respecto al nivel de 48,7% que el gobierno de Alejandro Toledo anunció el 2005 antes de concluir su mandato (2001-2006).

La mayor reducción se produjo en el área urbana donde pasó de 36,8% en el 2005 a 31,2% en 2006, en tanto que en el área rural prácticamente se estancó (de 70,9% a 69,3%).

“Más programas sociales: esa es la gran tarea de este gobierno”, añadió Carranza, quien explicó que “el gasto público no ha sido eficiente y debe ser compensado para acabar con los desbalances del crecimiento”.

La pobreza supera el 50% en 12 de las 24 regiones peruanas. Y en las cinco regiones surandinas los niveles de pobreza superan el 70% bordeando el 90% en el caso de Huancavelica.

García empezó su gestión prometiendo erradicar la pobreza en la sierra sur que le fue adversa en las elecciones de 2006 en provecho de su contendor: el nacionalista Ollanta Humala, candidato del presidente de Venezuela Hugo Chávez.

El actual ministro de Economía peruano no es el único que quedó asombrado con las cifras de menor pobreza presentadas el jueves: “Es inverosímil que la pobreza baje cuatro puntos en un año”, dijo Farid Matuk, ex jefe del Inei (Instituto nacional de estadística e informática) bajo el gobierno de Toledo.

“La variación equivale a una reducción de medio millón de pobres en un año, es inverosímil”, insistió Matuk, quien acusó al gobierno de García de maquillar cifras para capitalizar los réditos políticos.

“Solo si el Gobierno impulsa un programa decidido de desarrollo rural que asegure que los hogares rurales puedan aprovechar las ventajas que una economía en expansión genera, es que este reto puede hacerse realidad”, dijo el analista Javier Escobal, economista de la ONG Grade citado por el diario El Comercio.

Perú creció a tasas superiores al 5% desde el 2003 y se estima oficialmente que este año podría superar el 7% tras crecer en un 8% el 2006.

http://noticias.terra.com/articulo/html/act907711.htm